5 cuestiones para ganar la confianza de los clientes y crear marca

Cuando tu negocio es ofrecer servicios, lo que necesitas es que los potenciales clientes tengan confianza en que les puedes ayudar a solucionar sus problemas.

Estás a un paso de descubrir tu océano azul. Solo tienes que pararte a analizar las siguientes preguntas

La comunicación emocional te permite conseguirlo, pero antes debes responder a estas cuestiones:

¿Qué objetivo principal quieres conseguir?


Puedes tener varios objetivos, pero el foco debe ponerse en que consideres como Prioridad #1.

Es loable querer aportar soluciones a todo el mundo, querer ayudas a todos los que preguntan cómo les puedes ayudar. Pero eso supone meter a todas las personas y empresas en el mismo grupo, sin segmentación.

Especializarse en un nicho, permite centrar los esfuerzos en conocer las necesidades de un grupo de prospectos, comunicarte con su propio lenguaje y que entiendan que sabes cómo aportar soluciones.

Reconsidera tu posicionamiento e identidad de marca con estas preguntas:

¿Cual es tu vaca púrpura?

Por muy especializado que estés, por muy bueno que te consideres, siempre hay quien ofrece lo mismo, incluso por menos dinero.

Pero seguro que hay algo que haces diferente, sea la forma de tratar a los clientes, cómo planteas la solución, a comunicación o directamente los resultados. Algo llama la atención de las personas que te contratan y les hace tener una buena experiencia.

Si tienes la posibilidad de innovar, podrás prever una demanda que todavía no existe o está emergiendo. Dar la vuelta al negocio, permite encontrar un océano azul.

¿Qué es lo que te diferencia, lo que te hace perceptible, encontrable, seguible?
Puede ser un color, un eslogan, el look,… o tu propuesta única de venta.

¿Qué valor estás ofreciendo?

¿Estás cumpliendo expectativas o vas más allá y las superas?

La cuenta de explotación ofrece una imagen de la situación financiera de la empresa, pero no debe ser la única medida para determinar la salud del proyecto.

Vender servicios y cobrar por ellos es justo, pero si damos más de lo esperado, estamos mejorando la opinión del público objetivo y, ese esfuerzo, se verá recompensado por una mejor reputación, mayor interés de los prospectos y más servicios que ofrecer y cobrar

Una forma natural de hacerlo es aportando conocimientos, incluso a quienes no son todavía clientes, en fotos y redes sociales en las que se planteen dudas que un experto pueda aportar respuestas.

Enseñar y educar es una excelente manera de demostrar la valía, conocimientos, experiencia y voluntad de ayudar..

¿Tu marca es multicanal?


Personalmente te puede gustar más un canal que otro. Puedes sentirte más a gusto compartiendo noticias en Twitter, comentando anécdotas en Facebook, subiendo imágenes emotivas en Instagram, relatando un logro en el blog, o enviando mensajes promocionales en correos electrónicos o mensajería instantánea.

Pero la marca debe ser multicanal. Porque los potenciales clientes están en varias plataformas y es más fácil recibir mensajes y comentarios cuando tienes presencia continuada en los canales en los que se mueven tus clientes potenciales.

Piensa que el Contenido es multiplataforma: puedes crear un contenido complejo, como un video curso, en el que explique en qué consisten las soluciones a las dudas y problemas habituales de tu público objetivo.

Luego puedes extraer captura y crear pequeños videos, para difundirlos en redes. Puedes transcribir la información para publicar un artículo en el blog, añadir imágenes relacionadas, gráficas e infografías, que a su vez se difunden en otros canales. Con un esfuerzo inicial, consigues una alta rentabilidad de presencia y posicionamiento online.

¿Ofreces algo creativo y original?

Hacer bien el trabajo es condición necesaria, pero no suficiente si queremos ser memorables y que los clientes actuales nos recomienden a su círculo de influencia.

Tener una idea totalmente innovadora y desarrollarla, es un proceso muy complicado. A veces no hace falta más que dale una vuelta a los servicios actuales, para encontrar formas distintas de ofrecerlos:

El dossier de servicios puede transformarse en un video explicativo de lo que hace tu empresa, de cómo lo hace y los beneficios generados para anteriores clientes.

La valoración de una propiedad, puede ofrecerse explicando la diferencia con respecto a otras valoraciones online que solo se basan en testigos de venta, no en propiedades vendidas y en la experiencia de una agencia especializada en la zona, que puede poner en valor aspectos subjetivos, que no pueden aportar los algoritmos de big data.

Las preguntas habituales a las que se dan respuesta a diario,que se explican a cada persona que las realiza, se pueden agrupar en un espacio en el que estén publicadas y sirvan de primer contacto con usuarios que están buscando respuestas a sus consultas.

Incorpora a negocios locales en tu canal online de información, creando comunidad y aumentando la audiencia.

Añade personas y/o animales a tus reportajes fotográficos, para que las viviendas parezcan un hogar. Complementa las fotos con un video y con un tour virtual.

Seguro que pensándolo un poco, te surgen ideas similares. El mundo online ofrece muchas posibilidades y, herramientas y plataformas donde hacer realidad esas ideas.

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria