Inversión para optimizar las redes sociales: ¿orgánico o anuncios?

Para conseguir más tráfico y generar usuarios con tu web y/o blog, se puede seguir una estrategia para la mejora orgánica (SEO o posicionamiento web) o mediante anuncios en buscadores (SEM o marketing de buscadores). O una combinación de ambas.

Estrategias en redes sociales

En el caso de las redes sociales, también se pueden utilizar estrategias de optimización orgánica y campañas de pago; veamos los pros y contras de cada tipo de marketing en redes sociales.

El término orgánico se asocia a recursos gratuitos, ya que la opción de anuncios, es de pago.

Es cierto que las publicaciones gratuitas en redes sociales, pueden generar interacciones entre tus seguidores y ayudar a un mayor alcance en nuevas audiencias, pero el esfuerzo en la planificación, creación de contenidos, difusión y monitorización, debería tenerse en cuenta desde el punto de vista de la inversión.

cultivar - nurturing

Ventajas del Orgánico

Mayor Rentabilidad

Que sea más rentable, ni significa que cueste menos, ni que siempre se cumpla esa mayor rentabilidad frente a las campañas de pago.

Si, el servicio de publicación en redes es gratuito. El coste se fundamenta en preparar, crear y difundir contenido que enganche a la audiencia, sea autoproducido o subcontratado con una agencia especializada.

Solo se consigue rentabilizarlo cuando previamente se ha hecho el ejercicio de

  • identificar a los clientes ideales,
  • detectar sus problemas,
  • preparar las respuestas que buscan,
  • difundirlas en el lugar y momento adecuado (según su proceso de compraventa).

Ese contenido será el que posibilite el crecimiento de las interacciones y de nuevos seguidores, porque resuelve sus necesidades.

Interacción directa

Salvo en las redes profesionales, como Linkedin, los usuarios buscan entretenimiento en sus inmersiones sociales online. Aun así, esos canales constituyen un buen canal para que los representantes de la empresa ofrezcan ayuda, respondiendo a dudas, sugerencias y quejas.

Es un punto de contacto más de la empresa con personas que son clientes o pueden serlo, de mayor alcance que otros medios uno a uno, como teléfono o el email, ya que muchas de las interacciones son públicas.

Ayuda a la identidad de marca

Si se dispone de un manual de identidad, con una guía editorial para la comunicación online, cada publicación y cada mensaje, ayudan a fortalecer la imagen de marca de la empresa.

En especial, si la empresa y sus representantes aportan información de valor y respuestas a su audiencia, de forma recurrente, se genera una imagen de empresa comprometida con las personas y sus necesidades.

Desventajas del Orgánico

Requiere tiempo y dedicación

Nada es gratis; aunque una de las ventajas es que no tiene un coste directo y es una actividad rentable, requiere primero de una planificación, y luego de una dedicación continua y a largo plazo.

Improvisar en la comunicación online solo debe ser la excepción; cualquier publicación debe estar pensada para que la consuma una determinada audiencia y aporte valor.

Investigar sobre los contenidos para elaborar, hacer seguimiento de otros perfiles, responder a comentarios, publicar en el momento adecuado, son actividades que pueden llegar a consumir muchas horas, en especial si se quiere hacer internamente.

Dependes de un tercero

Recuerda que puedes asumir tus perfiles como canales propios, pero en realidad son medios gestionados por corporaciones con un fin empresarial, por lo que las reglas del juego pueden cambiar.

Los algoritmos que regulan la visibilidad de publicaciones y perfiles, los gestionan esas empresas, no la tuya. Si queremos seguirles el juego, nos obliga a adaptarnos con cada cambio que incorporen al sistema.

Como en el caso del posicionamiento web, el algoritmo es una fórmula compuesta por numerosas variables, algunas de ellas no desveladas por parte de Google, Facebook y compañía.

Proceso lento y menos flexible

El alcance de la comunicación orgánica en redes sociales se limita a la audiencia que ya tiene el perfil; si se ha conseguido generar un contenido apropiada, se conseguirá alcanzar a nuevos seguidores, motivados por las reacciones de sus contactos directos.

No hay posibilidad de llegar de inmediato a una audiencia nueva, salvo que pasemos a usar las campañas de pago:

comprar resultados

Ventajas de las campañas en redes sociales

Alcanzar a la audiencia deseada

Al crear una campaña, puedes elegir a la audiencia a la que impactar, estableciendo condiciones socio-demográficas (edad, género, ingresos, ubicación) e intereses.

Ese segmento de usuarios será impactados de inmediato y de manera recurrente en sus sucesivas conexiones.

Y tan importante como identifica a quien quieres impactar, es excluir de la audiencia a grupos de usuarios que no interesa que reciban la comunicación.

Presupuesto flexible

Al recurso de anuncios en redes, pueden acceder grandes empresas y pequeños negocios; el método habitual de pago por click, permite establecer presupuestos diarios de bajo coste, normalmente con un mínimo de unos pocos euros.

Más allá del importe, destaca la flexibilidad de activar o pausar la campaña al momento.

El factor fundamental para limitar el presupuesto y ajustarlo para que conseguir rentabilidad, es segmentar la audiencia a la información que se quiere transmitir.

Resultados inmediatos

Al contrario que en la estrategia orgánica, los resultados, si los medimos en leads generados, se consiguen prácticamente de inmediato.

Se publica el post patrocinado y empieza a ser visible en los muros de los usuarios que corresponden con el perfil de audiencia elegido.

Desventajas de las campañas en redes sociales

Retorno de la inversión

En la campaña, lo único seguro es el pago por las interacciones que se generen. Aunque se ganen muchos leads, eso no significan que sean los apropiados ni que conviertan a clientes.

Hay un proceso de prueba y error hasta conseguir dar con el mensaje y la audiencia apropiados.

La propia herramienta de la campaña, aunque sea sencilla para lanzar anuncios, tiene una curva de aprendizaje alta si se quiere optimizar cada campaña. Por ese motivo, cada sistema dispone de certificaciones que homologan a profesionales para su correcto uso.

La competencia es enorme

Aunque te dirijas a un nicho muy concreto, en una zona muy determinada, seguro que vas a tener que pujar fuerte en una subasta, con numerosas empresas que buscan llamar a la atención de usuarios como los que tienes definidos en tu audiencia.

La inmediatez del medio, provoca que sea un medio muy habitual en el plan de marketing de las empresas, no solo las orientadas a mundo online.

De hecho, es más probable que una pequeña empresa haya probado a lanzar una campaña en redes, que tenga un plan estratégico para su marketing digital.

Requiere mucha atención

Asi como en la estrategia orgánica hay que dedicar tiempo a planificar y elaborar contenido, en el caso de las campañas, la monitorización y análisis de resultados debe ser continuo.

Interpretar los informes no es fácil y puede que se esté quemando la inversión en una medio poco apropiado o en una audiencia equivocada.

Conclusión. ¿Qué estrategia es mejor?

La respuesta la encontrarás cuando analices estas cuestiones:

  • Presupuesto disponible
  • Tamaño de la audiencia deseada
  • Diversidad de productos y/o servicios
  • Sector de actividad y competencia
  • Recursos humanos (personal de marketing digital)

No hay una respuesta única para cada empresa y propósito.

Una recomendación es equilibrar los esfuerzos en ambas estrategias; primero centrarse en la parte orgánica, pensando en el largo plazo y en una actividad recurrente; luego preparar campañas de pago, de manera puntual.

Si necesitas ayuda para preparar una estrategia de marketing digital, consulta con una agencia especializada en Inbound Marketing. Pide una consultoría gratuita:

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria