Un país de burbujas y crisis

En un país en el que nos movemos en masa hacia un lado u otro, en el que los rumores son tenidos como ciertos y los datos oficiales se consideran poco fiables, es normal que tengamos tendencias exageradas en la economía, por encima o por debajo de la media europea.

Un ejemplo evidente se ha reproducido en el sector inmobiliario español de la última década, pasando de un impulso comprador irrefrenable a una espera sine die para adquirir una propiedad.

Y es que tenemos lo que nos merecemos, nos quejamos de lo cara e inaccesible que está la vivienda, y echamos la culpa al Gobierno, Autonomías, Ayuntamientos, promotores, constructores y empresas inmobiliarias, pero lo cierto es que la burbuja la hemos estado hinchando entre todos:

inversores particulares que buscaban en el ladrillo un refugio para sus superavit, comprando una segunda residencia en su misma ciudad, en pueblos cercanos o en zonas turísticas.

Que el vecino ha comprado otro piso? pues yo también, no voy a ser menos, no vaya a ser que lo venda por 8 millones más y me lo recuerde cada vez que coincidamos en el ascensor.

Algunas de esas segundas residencias (o terceras o cuartas) se han destinado al alquiler, como ayuda frente al pago de la hipoteca, mientras se esperaba un buen momento para la venta, y otras muchas sólo han acumulado polvo, por eso España es el país de Europa con más viviendas vacías.

forges el ladrillo y la vivienda

Grande Forges

Quien tiene una buena situación económica, no tiene prisa por vender, pero quien se ha visto ahogado financieramente, no le ha quedado más remedio que bajar el precio de venta,

especuladores (hablo de personas físicas, no jurídicas) que compran y venden viviendas al mejor postor, ya sea en España o en el extranjero, duplicando el precio a compradores poco avispados.

Mención aparte aquellos que alquilan pisos o edificios enteros a inmigrantes, importándoles bien poco las condiciones de hacinamiento de sus arrendatarios, mientras paguen religiosamente (cristianos, musulmanes o protestantes) la renta.

 

MÁS LEÑA AL FUEGO

Si en los últimos meses se ha corrido la voz de que la burbuja ha explotado y que los precios de la vivienda ya están bajando y van a bajar más, las últimas noticias de organismo públicos no han hecho más que incrementar el temor de quien necesita comprar casa, retrasando aún más su decisión y refugiándose en el alquiler (las ayudas al alquiler han hecho incremenentar la demanda y también los precios) o en casa de los progenitores.

La semana pasada se lanzaron varias previsiones y datos sobre el precio de la vivienda en España, y esta semana ha salido la estocada final:

El Fondo Monetario Internacional, en su informe ‘Perspectivas Económicas Mundiales’, apunta que la vivienda en España está sobrevalorada entre un 15 y un 20%.

Eso si, para quitarle dramatismo, argumenta que no se producirán bajadas en el precio de la vivienda, si no que se mantendrán los precios, y el efecto del IPC hará que se vuelva a una situación de equilibrio en unos años.

Algunas opiniones del FMI sobre el sector inmobiliario:

en los países donde los mercados hipotecarios están más desarrollados el banco central debería subir las tasa de interés para desinflar burbujas inmobiliarias antes de que exploten por sí solas, incluso si los aumentos del precio de la vivienda no afectan a la inflación y al crecimiento a corto plazo.

el sector inmobiliario se ha convertido en una pieza clave de la economía en muchos países donde se han flexibilizado las hipotecas, de forma que los propietarios pueden usar con más facilidad la riqueza que representan sus viviendas.

en Estados Unidos, con la subida de los precios en el último ‘boom’, muchos ciudadanos aprovecharon la plusvalía de su vivienda para obtener préstamos colocando la casa como colateral y usar el dinero para arreglos en la vivienda o el consumo, lo que se conoce en el argot técnico como el ‘acelerador financiero’.

la política no debería establecer niveles de precios específicos para las viviendas.

– el sector residencial ha tenido una influencia vital en el crecimiento económico de países como España o Irlanda.

 

Enlaces relacionados:

– El FMI ve sobrevalorada la vivienda en España hasta en un 20%

– Compara la evolución de precios de la vivienda en España.

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria


5 Comments

  1. Pingback: www.mirlobolsa.com 3 abril 2008
  2. ello 4 abril 2008
  3. Pingback: ¿Hay o no hay crisis? 11 abril 2008
  4. AMA 14 abril 2008
  5. LuisP 22 febrero 2009
  6. Anónimo 17 febrero 2011
  7. idealista 25 mayo 2011