Medidas ante la crisis inmobiliaria

El Gobierno de EEUU ha reaccionado frente a la crisis inmobiliaria y financiera, evitando la quiebra de Freddie Mac y Fannie Mae, a través de su secretario del Tesoro, Henry Paulson, que ha ordenado que pasen a estar gestionadas y participadas accionarialmente por la Administración durante un plazo indeterminado.

Se trata de 2 de las mayores sociedades hipotecarias, que concentran en torno al 46% de la cartera hipotecaria de EEUU. Sus consejeros delegados serán sustituidos por dos ejecutivos nombrados por Paulson.

El Gobierno, además, se ha comprometido a comprar deuda de las dos sociedades para aumentar la liquidez de los mercados.

Ésta es una de las acciones del gobierno norteamericano frente a la crisis, pero hay otros gobiernos que han aplicado medidas para mejorar la situación económica:

El Gobierno del Reino Unido pretende activar la venta de inmuebles y reactivar a las inmobiliarias en el sector bursátil, la supresión de un impuesto en la compra de las viviendas y diversas ayudas para mejorar el acceso a la compra de inmuebles.

La medida permitirá eliminar el actual impuesto que gravaban las compras de las viviendas con un 1%, un 3% o un 4%, dependiendo del valor de venta. Por otro lado, un fondo de 1.242 millones de euros será destinado a facilitar la compra de una vivienda.

Pero las entidades financieras, claves para reactivar el mercado inmobiliario, no conceden la financiación necesaria.

El ministro francés de Ecología, Jean-Louis Borloo, pondrá en marcha en 2009 un sistema de préstamos para animar a los franceses a acometer reformas ecológicas y de ahorro energético en sus casas. Esta medida tendrá unos 1.000 millones de euros de presupuesto, para que cada ciudadano pueda optar a una financiación con un tipo de interés cero de hasta 30.000 euros.

¿Y qué pasa en España?

Las medidas para potenciar viviendas públicas no parecen eficaces, ya que no se está contando con el apoyo de  las entidades financieras, y los promotores inmobiliarios, además de ver reducidos sus márgenes al mínimo, no consiguen fiinanciar las obras.

A través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), se quiere convertir activos, generalmente préstamos hipotecarios, en valores negociables en el mercado, hasta alcanzar los 15.000 millones de euros. El objetivo es convertir las deudas en un solo producto financiero, dándoles la credibilidad del Ministerio de Economía y venderlas en el mercado. El ICO prestará dinero a quienes tienen más difícil el acceso a las viviendas, sustituyendo temporalmente a las entidades financieras.

Además, el Ministerio de Fomento, la principal unidad inversora del Gobierno, adjudicó proyectos por un importe de licitación de 7.680 millones de euros, lo que significa una caída del 45% con respecto al 2007. Esto supone una gran ralentización la licitación de obra pública, con lo que se echa por tierra las esperanzas del Gobierno para compensar el fuerte retroceso del mercado residencial.

Las medidas del Gobierno español hasta ahora se pueden considerar escasas de con resultados poco positivos.

Noticias relacionadas:

– ‘éco-PTZ’: Préstamos a tipo cero para viviendas ecológicas

– Reino Unido reduce la fiscalidad de la vivienda para impulsar las ventas

– EEUU inyectará 140.000 millones en Fannie Mae y Freddie Mac

– Cientos de VPO se han retrasado al haber quebrado la promotora encargada de las obras

– Zapatero anuncia más medidas ante la crisis

Enlaces relacionados:

– Cuando gano es para mí, si pierdo vamos a medias (Escolar)

– Propuestas para paliar la Crisis (Euribor)

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria


2 Comments

  1. inmoblog (inmoblog) 8 septiembre 2008
  2. apymereco 9 septiembre 2008
  3. César Villasante 9 septiembre 2008
  4. Pingback: Subasta de activos para entidades financieras | Empresas y Profesionales 24 enero 2009