Las cifras de la crisis inmobiliaria

Época de crisis económica, época de numerosas noticias y baile de cifras que tratan de mostrar la realidad que vivimos:

Las previsiones hablan de un descenso en el precio de la vivienda en más de un 20% en 2009. (La Vanguardia)

La sociedad de tasación TINSA, lo justifica debido al exceso de oferta -2008 cerró con un excedente de 930.000 inmuebles- y al estancamiento de la demanda, ya que los potenciales compradores de vivienda siguen sin tener capacidad financiera para comprar.

Actualización a 16 de febrero de 2009: La compraventa de viviendas se desplomó un 28,6% en 2008 por el parón inmobiliario. Hasta sumar 558.429 operaciones, según informó informó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las promociones de obra nueva tardan en venderse más de 4 años (El Mundo).

Según un estudio de Foro Consultores, las causas son la destrucción de empleo, la falta de financiación, la desconfianza de la banca sobre los nuevos adquirentes y a que los demandantes son más cautelosos antes de hipotecarse.

En 2003 se tardaba poco más de 10 meses. Además, el valor medio del metro baja un 5%.

¡Qué lejanos quedan aquellos tiempos en los que se hacían colas enfrente de la oficina de la empresa promotora para reservar viviendas sobre plano!

 

– En el caso de segunda mano, según los API, actualmente, cuesta más de 12 meses en venderse una vivienda. Muy lejos de los 90 días del año 2006. Según el ‘Informe sobre el mercado de la vivienda’ elaborado por el Grupo Tecnocasa en colaboración con la Universidad Pompeu Fabra, hay que esperar 135 días para vender una casa. En Madrid, este plazo aumenta hasta los 149 días.

 

– Los mensajes (más bien peticiones) del Gobierno son que España necesita un sector inmobiliario "ágil, eficaz y rentable" que sea "capaz de sostener un importante ámbito de la actividad económica y del empleo". Zapatero asegura que el inmobiliario es uno de los sectores "objeto de actuación preferente", por ello las actuaciones las actuaciones irán en la línea de "facilitar su ajuste, fomentar el mercado del alquiler y mejorar el acceso a la vivienda de los ciudadanos con menores recursos".

A estos objetivos se une el de  favorecer el acceso a la vivienda "en condiciones asequibles" e "impulsar la reactivación del sector".

– Mientras, los agentes inmobiliarios solicitan al Gobierno que financie parte de las nuevas hipotecas, (Finanzas) siempre que la adquieran para su uso o para alquilarla con una renta controlada.

El paro en la construcción supera las 600.000 personas, según un informe del ex G14 (ya son sólo 10 los asociados, y bajando).

Hace poco más de un año aseguraba el mismo Grupo que "el precio de la vivienda nueva no va a bajar".

No hay más que escarbar un poco en las noticias pasadas para comprobar la veracidad y validez de las informaciones transmitidas por personas y entidades.

 

Relacionado: 

Tendencia de los precios de la vivienda en España (Burbujómetro)

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria