La parábola del buen usuario de programas de gestión

Un agente inmobiliario indeciso sobre si seguir utilizando un programa de gestión inmobiliaria, recurre a un amigo suyo, consultor de nuevas tecnologías, al que le pregunta:

– Estoy pensando en cambiar de software inmobiliario, me ofrecen el programa "X", ¿debería cambiar?

Ante tan cuestión, el consultor le dice: ¿cómo te ha ido con el anterior programa "Y"?

Mal, no sabemos utilizarlo. Nos cuesta mucho tiempo meter la información porque siempre hay que añadir alguna información obligatoria que no tenemos.

Llamamos al proveedor para decirle que no funcionan las cosas y que lo arreglen, pero nos dicen que les "concretemos la incidencia" o que "revisemos el manual de uso".

El consultor responde: el nuevo programa funciona igual que el anterior.

proveedor software gestión inmobiliaria

Otro día, el consultor recibe otra llamada de otro amigo, que tras una animada conversación, le cuestiona:

– Mira, me han ofrecido usar un nuevo programa de gestión "Z", ¿debería cambiar? 

El consultor le pregunta: ¿cómo te ha ido con el anterior programa "Y"?

Bien, en la oficina lo utilizamos todos, las coordinadoras para registrar los datos de las propiedades, los datos de contacto de los propietarios y de los potenciales compradores; yo lo uso para sacar informes de actividad, las veces que se ha contactado con los clientes, las visitas que se han hecho cada mes, las operaciones compartidas con otras oficinas, las consultas que proceden de diferentes soportes publicitarios,… 

Cada cierto tiempo recibimos una comunicación del proveedor indicando nuevas funcionalidades del sistema, momento en el que aprovechamos para repasar las novedades en el manual de uso y ver los tutoriales en video que publican, para aprender a usar las nuevas tareas, en caso de que nos venga bien y no suponga mayor esfuerzo.

Cada vez que hay alguna duda concreta les mandamos una consulta y nos aclaran si es una cuestión del programa o si realmente no hemos entendido cómo funciona esa tarea.

Tras estas explicaciones, el consultor le contesta: el nuevo programa funciona igual que el anterior.

Un compañero del consultor, al escuchar ambas respuestas, le interroga:

– Has respondido de igual manera a esas 2 personas, pero uno esta contento con su actual sistema de gestión y el otro no.

– Ambos disponen de la misma herramienta, pero tienen distinta actitud y predisposición frente a ella, responde el compañero.

Uno va a seguir sacando el máximo provecho de la herramienta, independientemente de cual sea, el otro no, por muy buena que sea la que utilice o la que pretenda utilizar. 

Uno dedica tiempo para aprender a optimizar su tiempo con el programa, registra toda la información de la que dispone y la extrae a modo de informe, para medir su actividad y demostrar a sus clientes las acciones que realiza.

Uno se queja porque no entiende el programa y otro propone frecuentemente ideas de mejora al proveedor.

Uno no hace caso de los comunicados del proveedor, sobre nuevas funcionalidades, el otro las estudia con voluntad de aprender y de beneficiarse de nuevas herramientas para la gestión de su negocio.

Uno no ha ido nunca a un curso sobre el manejo del sistema, sea en una jornada presencial o con un webinar, el otro suele asistir acompañado de sus trabajadores, o al menos accede a los cursos online para conocer el funcionamiento de las novedades o recordar cómo se realizan determinadas tareas.

Uno cree que al programa hay que dedicarle el menor tiempo posible y el otro  piensa que registrando la información correctamente, obtendrá beneficios más adelante, como el ahorro de tiempo a la hora de consultar datos y extraer informes completos.

[………..]

Este artículo es una adaptación del cuento "Reflejo de la vida":

Cada uno lleva el universo en su corazón. Quién no ha encontrado nada bueno en su pasado, tampoco lo encontrará aquí.

En cambio, aquel que tenía amigos en su ciudad, encontrará también aquí amigos leales y fieles.

Porque las personas son lo que encuentran en sí mismas, encuentran siempre lo que esperan encontrar.

 

Relacionado:

– Un modelo estandar de datos inmobiliarios

– Herramienta de carga de datos de Urbaniza.com

– Cloud Computing y programas de gestión inmobiliaria

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria

Send this to a friend