Disección de una óptima web inmobiliaria

En Estados Unidos, donde la penetración de internet en los hogares es muy superior a la de España, los agentes inmobiliarios consiguen cuotas de mercado del 80%.

Sacan provecho de internet, de sus distintas herramientas, para dar valor a sus servicios.

Los particulares trabajan mayoritariamente con profesionales porque éstos han conseguido demostrar la validez de su trabajo, la experiencia, el conocimiento del mercado inmobiliario en su zona,…

Allí no se quejan de que los propietarios particulares pueden publicar sus anuncios en portales inmobiliarios; allí maximizan las posibilidades de la red para estar en contacto con los clientes y para darles el mejor servicio.

Con esta premisa se realizan las webs inmobiliarias en agentes de Estados Unidos; tienen la ventaja de que el sistema de información de inmuebles es homegéneo y que funciona a través del sistema MLS.

Esa ventaja se manifiesta en que:

– tienen información agrupada del mercado,

– pueden comercializar propiedades que no han captado ellos,

otros agentes de la MLS pueden vender viviendas captadas por otros.

web real estate housechick

Página principal de housechick.com/

Veamos un ejemplo de una web, empezando por la estructura sobre la que se construye:

Cabecera: logotipo y datos de contacto de la agente inmobiliaria, con su rública, lo que personaliza el mensaje.

Menú de navegación: además de secciones de ayuda para comprar y vender, el usuario puede navegar por secciones de información, como Estadísticas, Barrios de la ciudad, Préstamos, Búsqueda en la MLS de la ciudad (Tucson), Información sobre la ciudad y el blog.

Contenido central:

– buscador reducido, con enlaces a búsquedas concretas y segmentadas,

– utilidad para ayudar a valorar el piso,

– acceso a sección de estadísticas e informes de mercado,

– último artículo del blog,

– accesos de comunicación (preguntas, escuchar el podcast, blog),

– gráfica del mercado en la zona, con precios medios de ventas.

En cuanto a los contenidos, es destacable la importancia de la comunicación con el usuario/cliente, la amplia información facilitada (gratis!) y la voluntad de estar en contacto contínuamente, con mensajes que persuaden a mandar un correo, pedir más información, recibir los artículos del blog por email, dar opiniones sobre el mercado o valoración sobre la web y el trabajo del profesional inmobiliario.

tucson podcast

Informes del mercado inmobiliario de la ciudad, para escuchar

La integración de la web con el blog es total y a veces no se distingue si la página que ves pertenece a uno o al otro. Por ejemplo, en la sección donde se analiza la valoración de las viviendas, se muestran gráficas y se publican extractos de artículos del blog, que hablan de cómo ha conseguido vender una propiedad en un plazo muy inferior al de la media, gracias a la correcta valoración de la vivienda.

Es la tónica de la web, ofrecer los servicios inmobiliarios junto con artículos relacionados, que exponen y confirman que quien está detrás de las páginas, es una persona real que pone en práctica lo que dice y consigue buenos resultados.

Además, sabiendo que el cliente no tiene porqué ser un experto, se le ofrece información específica, como un libro gratuito (ebook) que explica cómo funcionan las hipotecas, las condiciones de los préstamos,…

Hay un apartado de Testimonios, de clientes que han contestado a una encuesta, tras cerrar la transacción de compra-venta, en la que hay preguntas como:

– ¿Qué es lo que más te gustó de la experiencia con el agente inmobiliario?

– ¿Cómo describirías tu experiencia?

– ¿Porqué elegiste a Kelley (la agente inmobiliaria)

Por cierto, estamos hablando de una web de una agente inmobiliaria, no de una web de inmuebles: El buscador de propiedades está ubicado en un espacio reducido y los pisos que ha captado Kelley aparecen sólo en una sección de la web, junto con otros inmuebles que ha vendido recientemente.

Si nos centramos en el diseño, se podría decir que es tremendamente sencillo, que no simple, lo cual no es nada sencillo de conseguir. Predomina el negro sobre blanco y sólo se destacan 2-3 elementos por página, mediante el uso de imágenes, fotografías o botones.

El mapa web está muy coordinado; además del menú con accesos a subsecciones, en cada página hay enlaces internos a páginas relacionadas, con una estructura más pensada en el usuario que en los buscadores de internet.

En definitiva, una web amigable y agradable, que es generosa en la información facilitada, da la bienvenida al usuario y le anima a leer los servicios del agente y a ponerse en contacto con ella. También hay pisos y un buscador, pero eso no es lo importante. Lo importante es la persona que está tras la web y el blog, la profesional que responde, atiende y asesora a sus clientes.

Relacionado:

– Ejemplo de un buen blog de un agente español:  Precios en la ciudad de las CIencias

– Crear una web inmobiliaria óptima

– Tendencias en las Webs inmobiliarias

– webs inmobiliarias

– http://www.housechick.com/

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria


3 Comments

  1. Fernando Garcia 30 julio 2010
    • cesar villasante 31 julio 2010
  2. IGOR URDINA 1 agosto 2010