Cómo pensar en comprar una casa, por Seth Godin

Leer a Seth Godin siempre es enriquecedor; sus libros son cortos, concisos, directos, se leen rápido pero te dinamiza la mente y te hace pensar.

La Vaca púrpura y Tribus son dos buenos y recientes ejemplos, en los que enfatiza la importancia de las ideas, de su puesta en marcha, del liderazgo y de enganchar con la audiencia, seguidores y/o clientes.

seth godin vaca purpura

En su blog ha publicado un artículo llamado "How to buy a house" que traduzco de forma resumida a continuación:

No se ven muchos anuncios intentando venderte que gastes dinero en un casa. Se trata de algo más sutil que eso.

El marketing está siempre alredededor nuestro, ahora y desde hace años. La enorme presión social y las expectativas llevan a confusión y malentendidos. Unos consejos antes de comprar una vivienda:

1. En la época en las que los precios de las viviendas crecían de forma constante (1963 a 2007), era casi imposible pagar un sobreprecio por una casa. Era un mercado eficiente en el que las subidas de precios cubrían posibles errores. La inversión en viviendas era cosa de niños.  Este incremento constante, multigeneracional, nos ha enseñado más de lo que pudiera hacer un anuncio: compra una casa con el menor pago inicial que puedas.

2. Una vivienda no es sólo una inversión, es un lugar para vivir. Es la única inversión relevante que tiene dos funciones. Otros artículos como los coches o los barcos siempre pierden valor con el tiempo, por lo que si inviertes, lo haces en algo que no necesite mantenimiento ni que lo arregles. Tampoco deberías enamorarte de un fondo de inversión, valores del Bolsa o un lingote de oro, porque no serías un buen inversor. El problema es que te puedes enamorar de una casa, un factor emocional e irracional que puede influir en la decisión de inversión financiera más importante de tu vida.

3. La psicología de los mercados a la baja es irracional. Las subidas de los precios de la vivienda pueden ser eficientes (varios solicitantes que pujan por un sólo artículo hacen subir los precios), pero cuando no hay tanta demanda, los vendores irracionales del punto anterior no bajan los precios en la misma medida. Por lo tanto, el stock de viviendas crece y el comprador puede llegar a pensar que un precio al que le ofrecen una viivenda es el precio justo de mercado, porque muchos propietarios ofrecen viviendas a ese precio. Pero sólo porque alguien ofrezca ese precio, no quiere decir que sea el el precio apropiado. Si muchos vendedores tiene un precio superior al de mercado,

4. La condición humana y su proceso cognitivo influye en el establecimiento de precios. SI alguien te ofrece una casa por 600.000 euros y piensas que su valor es la mitad, no ofreces esa cantidad. El precio es un ancla mental y emocional, por lo que probablemente tendemos a ofrecer más.

5. El poder social de una casa es enorme. Cuando compras una casa grande y cara, estás estableciendo tu status quo y siupone una declaración a tu familia, vecinos y amistades. No hay nada malo en ello, pero la cuestión que debes hacertes es: ¿qué nivel de vida puedo permitirme? ¿cuánto estás dispuesto a invertir en marketing personal y en autoestima?

6. El endeudamiento es un diablo que conspira para empobrecerte. SI comprar una casa más grande supone meterte en deudas, estarás cometiendo un fatal error, que te puede costar muchos miles de euros.

7. En el momento de comprar una casa, probablemente tengas familia, lo que implica una decisión conjunta, realizada en negociación y a veces en discusión junto con tu pareja. A veces resulta estresante. No se nos ha enseñado a tomar decisiones como esta de forma racional, por lo que los factores emocionales tienen una carga tremenda en la decisión final.

8. Si tienes un trabajo estable, cuyos ingresos cubren sobradamente la hipoteca, adelante. Si eres un freelance o un emprendedor, la hipoteca te puede ahogar. La necesidad de tener unos ingresos al mes provocan una presión que impiden tomar riesgos y realizar acciones importanes, porque inconscientemente queremos asegurar esos beneficios que calmen a la insaciable hipoteca.

9. Los agentes inmobiliarios trabajan para el vendedor (por ley en Estados Unidos, a menos que se estipule lo contrario). Aun así, los compradores intentan complacer al agente. Después de la transacción no le volverás a ver, asique despreocúpate de él/ella.

10. Si has comprado una casa probablemente no puedas obtener beneficio de aquí a 9 meses, tal vez ni siquiera en 9 años. Vuelve a leer el punto #2 e imagina que no hay un motivo de inversión financiera, sólo una casa que realmente quieres y necesitas. Invierte en consecuencia.

Soy optimista sobre el poder de una casa que motive motivar la creación una familia y estimule sus inversiones financieras, pero no estoy tan seguro de que debieras comprar una casa que no te puedas permitir, sólo por el hecho de que una buena casa da buena imagen.

Artículo original de Seth Godin "How to buy a house"

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria


10 Comments

  1. pisofinder 20 abril 2010
  2. Javier Iglesias 21 abril 2010
  3. Javier Iglesias 21 abril 2010
  4. César Villasante 21 abril 2010
  5. Jose Carlos 21 abril 2010
    • César Villasante 21 abril 2010
  6. Software a Medida 1 mayo 2010
  7. Roberto 21 octubre 2010
    • César Villasante 21 octubre 2010
  8. programas a medida cadiz 2 diciembre 2011