Alquiler de vivienda con buenos inquilinos y buenos propietarios

Una de las razones por las que hay tantas casas vacías en España, es que los propietarios prefieren no alquiler o, al menos, alquilar con la garantía de que los inquilinos usarán y cuidarán apropiadamente la vivienda.
 
De la misma manera, seguimos siendo un país en el que se prefiere comprar vivienda antes que vivir de alquiler. Nuevamente, la desconfianza sobre la situación de la vivienda objeto del alquiler y la relación con el "casero", son obstáculos para el despegue del alquiler de vivienda.
 
Carlos Mérida, socio fundador del proyecto Sicapi, nos habla del registro en el que propietarios e inquilinos se evalúan tras el alquiler de la vivienda.
 
C.V.: – ¿Qué razones os han llevado a promover un registro de buenos inquilinos y propietarios?
 
C.M.: Conocimos varios casos de inquilinos en apariencia perfectos, buenos pagadores hasta el último día, pero que habían hecho grandes destrozos en las viviendas. Sólo un propietario consiguió cobrar los gastos, y en todos los casos, el desgaste, y los nervios que pasaron los propietarios fueron terribles.
 
Buscamos qué soluciones preventivas existen en el mercado de alquiler, y vimos que no existía un registro centralizado donde poder registrar las experiencias de inquilinos con sus propietarios y viceversa, algo que se hace para valorar restaurantes, hoteles, o tiendas online, pero no para alquileres.
 
Trabajamos la idea con la ayuda de un abogado, y preguntamos en distintas agencias para ver qué les parecía la solución que proponíamos. Contando con garantías legales y con la validación de las agencias a las que preguntamos, decidimos desarrollar la plataforma web en la que se apoya el sistema y lanzar el servicio.
 
El servicio no es un registro típico de morosos como los que gestionan otras empresas o administraciones públicas. Nuestro registro es voluntario, y por tanto sólo aquellos que son buenos propietarios o inquilinos, están dispuestos a entrar. Por eso lo llamamos registro de buenos inquilinos.
 
C.V.: – Con la morosidad en el alquiler de vivienda incrementándose cada año, es necesario pedir garantías al inquilino. ¿Cómo puede demostrar esa persona que es de fiar? 
 
C.M.: El propietario dispone de una serie de medidas paliativas: seguros de impago, arbitraje, fianzas o avales, que podrá contratar o acordar y en caso de problema, podrá ejecutar. Aunque ofrecen ciertas garantías, tener que recurrir a ejecutarlas no es tarea fácil, y no está exenta de problemas, tensiones y dolores de cabeza. 
 
Sin duda, es mejor prevenir que curar. En ese sentido, como soluciones preventivas, las agencias inmobiliarias pueden estudiar al inquilino, pidiendo nóminas o contratos, buscando su huella en algún registro de morosos tipo asnef, o rai, o contratando un estudio de asegurabilidad.
 
Estas opciones validan la solvencia del inquilino, pero no garantizan que vaya a pagar, ni mucho menos que sea un buen inquilino, que cuide el piso o que no sea conflictivo. Además, los registros de morosos existentes solo registran deudas con entidades financieras, y un moroso de alquiler reincidente puede no tener ninguna huella en ninguno de esos registros. 
 
Nosotros proponemos que antes de firmar el alquiler, el inquilino se comprometa a que lo evaluen cuando finalice el alquiler, y a que esa evaluación se ponga a disposición de futuros propietarios que la deseen consultar.  
 
De esa manera un inquilino con malas intenciones o serias dudas sobre su futuro, no accederá, pero un inquilino que esté dispuesto a este acuerdo, nos estará ofreciendo su reputación como garantía.
 
consulta-portales-inmobiliarios
 
C.V.: –  A su vez, ¿cómo demuestra un propietario que la vivienda se entrega en buen estado y que tiene un historial intachable con anteriores inquilinos?
 
C.M.: Algunos inquilinos también sufren abusos por parte de sus propietarios, y por eso nuestra solución es simétrica. De la misma manera que el inquilino accede a ser evaluado por el propietario, el propietario también accede a ser evaluado por el inquilino al finalizar el alquiler.
 
Futuros inquilinos también podrán revisar el historial de los propietarios, y por tanto, el propietario que acceda a usar SICAPI, también deberá ser un propietario honesto.
 
La evaluación se realiza en base a un cuestionario donde algunas de las preguntas que responderá el inquilino hacen referencia al estado de la vivienda a su entrega.
Las preguntas son objetivas, para que las respuestas puedan demostrarse. De esa manera, un propietario que use SICAPI, no intentará colar gato por liebre, ya que de lo contrario su historial aparecería afectado de malas evaluaciones. 
 
Los buenos propietarios o agencias que gestionan alquileres pueden de esta forma construir un buen historial en SICAPI. Ésto es de especial interés para agencias gestoras, ya que un buen historial de muchas evaluaciones de inquilinos es un rasgo distintivo entre la competencia. 

————————————————

sicapilogo¿Cómo funciona el registro de inquilinos y propietarios?

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria


5 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com 23 septiembre 2013
  2. Fernando 26 septiembre 2013
    • César Villasante 27 septiembre 2013
      • Fernando 27 septiembre 2013
        • Fernando 27 septiembre 2013
  3. Borja 30 septiembre 2013