Soluciones de almacenamiento para el hogar

Además de los trasteros en el propio edificio de la vivienda, hay otras opciones para guardar lo que no te cabe en casa.

Cuando se necesita liberar espacio en la vivienda, como cuando como se realiza una mudanza o una reforma, las soluciones seguras para la escasez de almacenamiento son: contenedores, almacenes móviles, guardamuebles, self storage,…

Soluciones de almacenamiento

Esta actividad ha tenido un gran crecimiento en España en los últimos años, tras la experiencia en países como Estados Unidos, Australia o Noruega.

Una de las razones de la expansión de este tipo de negocios, se debe a un mayor conocimiento de los clientes, por la  la visibilidad de los centros de almacenaje ubicados en las carreteras principales o lugares de alta circulación.

Entre las ventajas de los almacenes y  guardamuebles para particulares, son: máxima seguridad, acceso directo con vehículo, amplio horario y alquiler flexible.

Guardamuebles

El Guardamuebles es un servicio de almacenaje dentro de un contenedor. Se contrata por volumen de almacenamiento o, en el caso de no ocuparlo entero, por el número de palets.

El hecho de utilizar contenedores, supone que el cliente no tiene acceso libre a sus propiedades; debe hacerse a través de un operario, que dé acceso a las pertenencias, lo que puede provocar gastos por el servicio.

Hay empresas especializadas, como Trastering, que ofrece servicios de guardamuebles en Barcelona, que habilitan acceso libre ilimitado al Trastero o Almacén, todos los días, de 6h a 24h.

Self Storage

El servicio de Self Storage, es equiparable a «almacenaje en autoservicio». Los clientes de este tipo de servicio de almacenaje, pueden ser tanto particulares como empresas, con necesidades de un almacén, de un guardamuebles o de un espacio seguro y de uso exclusivo. Permite la autogestión y la contratación por un corto plazo.

Circunstancias en las que necesitas un espacio extra:

Mudanzas:

  • el momento de cambiar de vivienda cuando la nueva todavía no está preparada,
  • o cuando la nueva vivienda tiene un espacio más reducido que la anterior,
  • o cambios en la situación familiar, como una separación, que provoca un movimiento inmediato y la necesidad de un lugar donde guardar los enseres,
  • o un cambio en el trabajo que requiere traslado pero no quieres llevarte todo a la nueva ciudad.

Reformas:

  • la reforma en el hogar en el que ya se habita, supone tener que guardar muebles y enseres,
  • si se quieren  proteger los bienes del polvo, roturas o incluso de hurtos.

Falta de espacio:

  • el aumento de familia supone tener que liberar espacio en una de las habitaciones,
  • el alojamiento temporal de alguien más en la vivienda, supone tener que dejar espacio para el huésped,
  • si se heredan muebles que se quieren mantener,
  • si se quieren guardar material deportivo que se usa esporádicamente o por temporada, como material de golf, esquí,…

Soluciones de seguridad

Los operadores que gestionan estos espacios de almacenaje, utilizan diversos sistemas para asegurarse de que sólo los clientes tienen acceso a sus pertenencias:

  • controles de acceso,
  • códigos PIN,
  • tarjetas magnéticas,
  • huellas dactilares,
  • vigilancia remota,
  • circuitos cerrados de televisión,…
Comentarios Facebook

Send this to a friend