Razones para comprar vivienda en Fuerteventura

Las Islas Canarias son un destino maravilloso para las vacaciones en cualquier momento del año.

Islas menores, como Fuerteventura, se convierten en una alternativa ideal ante la masificación de Tenerife o Gran Canaria.

Su entorno y los precios razonables de las viviendas, permiten una buena inversión para la segunda residencia.

Las razones para vivir en un paraíso como Fuerteventura:

  • Fuerteventura es después de Tenerife la segunda isla canaria por su dimensión pero solo tiene unos 70.000 habitantes. Por eso hay poco tráfico e industria pero mucho espacio vital.

  • En el norte de la isla no hay edificios altos, los pueblos de la isla son todos acogedores y bien distribuidos.
    Evidentemente, Fuerteventura dispone de las playas más bellas de todas las Islas Canarias disponiendo de unas playas de jable claro con agua de azul turquí.

  • Importante para alérgicos – no existe ningún movimiento por polen siendo la isla ideal para todas las personas las cuales padecen de problemas de su sistema bronquial. El clima es seco, el aire limpio. Las noches son muy agradables y nunca hace demasiado calor.

  • Durante los últimos años, Fuerteventura se ha convertido en un lugar siempre más atrayente y popular para los turistas. Inversiones son fáciles gracias al desarrollo económico e índice bajo de desempleo (aprox. 2 %) y teniendo en cuenta una criminalidad de poca importancia.

  • El sistema monetario es el Euro, loque mejora la transparencia de precios en el mercado inmobiliario. Y por supuesto, un vuelo de solamente 4 horas es mucho más agradable que un vuelo de 7 a 9 horas al Caribe.

  • La asistencia médica es muy buena, mejor que en Europa donde hay largas listas de espera.

  • Los impuestos en Canarias son considerablemente más ventajosas que en cualquier lugar de Europa.
    Los precios de gasolina por ejemplo son aprox. unos 50% más bajos que en Holanda o en Alemania.

Datos sobre la Isla de Fuerteventura:

Tanto en la costa oriental como en la occidental hay playas de arena blanca de varios kilómetros, que abrazan un interior de peculiaridades.
Según el Patronato Turístico de Fuerteventura, tiene 82 Kms. de playas de un perímetro total de la isla de 339 Kms.
Como un mágico desierto se extiende sobre el Atlántico Fuerteventura. Una isla donde se vive el efecto de la luz entremezclada con los tonos azules y verdes del mar, el color arcilla y las calizas claras.Donde la naturaleza se muestra irreal y sosegada con dunas, palmerales y diversos recordatorios de la vegetación africana.
La quietud y el silencio, inalterados durante siglos, son la esencia de unos horizontes abiertos, solemnes y pródigos en transparencias que acarician el alma y emborrachan los sentidos.
Así es Fuerteventura: un sueño dorado nutrido de sólidas realidades.O, en frase de Unamuno, que vivió aquí su exilio en los años 20 del siglo pasado, ‘un oasis en el desierto del mundo’.
Fuerteventura es, por su extensión, la segunda isla del archipiélago canario, sólo superada por Tenerife. No obstante, es la primera en cuanto a longitud de costas y también la más próxima al litoral africano, del que la separan apenas 100 kilómetros. Su figura, un paralelogramo alargado en el sentido de los meridianos, se afila al suroeste en la península de Jandía, la más vieja de sus formaciones geológicas. El istmo de La Pared une dicha península con la meseta de Maxorata; ambos territorios corresponden a los dos reinos indígenas en que estaba dividida la isla antes de la conquista española.

Pero, más allá de su historia geológica y humana, el gran turismo acude a Fuerteventura en busca de esa tranquilidad, esas soledades y ese ambiente incontaminado, a caballo entre lo idílico y lo exótico, que cada cual, en su vivir cotidiano, conjetura a menudo como cosas irreales y fuera del tiempo.

Bajo un cielo de crudas transparencias azules, la isla muestra su rostro desértico, surcado de viruelas volcánicas, negras escorias, basaltos y picón, donde el verde es ausencia palpable.
Por el camino, a medida que el paisaje va calando, nos sumergimos en un extraño mundo de colores: el blanco ceniza de los yermos, mezcla de cal y arcilla; el gris de los lajares; el negro de los basaltos; el marrón oscuro de las lavas; el pardo rojizo de los conos volcánicos e incluso el amarillo de los líquenes.

Por último, los jables –campos de dunas-, arenosas infinitudes de tonos crema por el día y rubíes a la luz del crepúsculo. Las piezas del rompecabezas empiezan a encajar.Y cuando, ya en las playas, bajo un sol acariciante, las orillas blancas, ocres, carmesíes o negras bañadas por un mar azul, verde o esmeralda de transparencias imposibles, todo cobra el sentido esperado: tenemos el edén soñado.

Tanto en la costa oriental como en la occidental hay playas de arena blanca de varios kilómetros de longitud, que abrazan un interior lleno de peculiaridades. Desde que los volcanes se sumergieron en un ensueño eterno y el calor irradia silencio, en Fuerteventura, isla de color ocre, se respira espiritualidad y soplos divinos.

Playas de Fuerteventura0

Playas infinitas

En una zona virgen, limpia y paradisíaca que constituye una de las importantes canteras de la riqueza natural de Fuerteventura se encuentran estas playas.
Su casi intocable naturaleza, a donde no llegan ni las carreteras, (pues se extiende durante 6 Km. desde Jandía hasta Pájara y sólo hasta estos dos puntos llegan las mismas), la convierten en un refugio escondido, paraíso de buceadores y de nudistas.

Sus hermosas playas solitarias de arena dorada y aguas cristalinas son de las más bellas de la isla y hacen competencia directa a las mejores del mundo. Sus fantásticos fondos submarinos, de excepcional riqueza natural y belleza, se pueden apreciar curiosamente a unos metros de la orilla.

Al estar la isla separada de África tan sólo por un estrecho corredor, cada año transitan por sus aguas inmensas cantidades de peces espada, sardinas y atunes, lo que la hacen zona favorita de los pescadores del Archipiélago y de los aficionados a la pesca submarina.

Su situación es privilegiada en una zona virgen y limpia, con casi todas sus playas nudistas, ofrecen un paraíso para relajarse sin aglomeraciones turísticas y en un entorno lleno de paz y en contacto directo con la naturaleza.Este pequeño islote virgen y casi deshabitado, supone una experiencia sorprendente en tan turísticas Islas, como son las Canarias.

Villas en La Antigua

Villas de hasta 5 dormitorios, por 299.000 euros cualquiera de las tres villas terminadas disponibles.

Villas en Fuerteventura

Villa nº6

Villa de 133 metros cuadrados construidos en parcela vallada de 1.020 metros, de 3 dormitorios y 3 baños

Villa nº 7

3 dormitorios con 133’62 metros construidos en parcela vallada de 1.180 metros cuadrados, dotada de 3 baños

Villa nº8
Villa de 158,43 m2. construídos en parcela vallada de 1.000 m2. compuesta de 5 dormitorios y 3 baños

Ir a la Ficha detallada de la promoción de viviendas en Fuerteventura

Portal inmobiliario de las Islas Canarias 

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria

2 Comments

  1. Fuerteventura Limpia 19 agosto 2007
  2. Javier 21 octubre 2008