Pareja busca piso en feria inmobiliaria

Unos amigos, pareja de unos 30 años, se pasaron por el Salón Inmobiliario de Madrid con la intención de informarse sobre viviendas en Madrid capital.

Esta es su impresión, extensible a la de tantas otras personas que quieren adquirir una vivienda pero se encuentran con numerosos obstáculos y acaban desencantados:

El objetivo era encontrar un piso en Madrid capital, céntrico en la media de lo posible, no necesariamente de primera mano y tampoco muy grande. Un ático, un loft, un estudio para dos personas nos encajan.

Nos encontramos con Vallehermoso y un piso domótico. Preguntamos, nos respondieron, nos desinflamos con los 500.000 € que pedían por él, y nos fuimos frustrados.

Es es el resumen rápido, aunque tengo una reflexion personal, que no se si es acertada o no: 

Hoy en día, la desconfianza que existe derivada de todo el caos y miedo que se esta dejando oir en la prensa y TV, obliga al comprador a fijarse en las grandes promotoras, de modo que el nombre y la marca garanticen una seguridad a la hora de efectuar una operación de compra que hoy en día no existe: viviendas de obra nueva que no terminan de construirse, materiales de mala calidad, urbanizaciones que no terminan de asfaltarse … la lista puede ser interminable.

habitat inmobiliaria sima gente comprando piso

En mi opinion, es ahora cuando las pequeñas promotoras lo tienen mas crudo.  

Para manterner la confianza del comprador son las grandes empresas las que pueden aprovechar mejor las circunstancias del mercado.

Actualmente, cada vez hay menos compradores que esten dispuestos a pagar una vivienda a 3 o 4 años vista porque es de dominio público que en este pais nunca se sabe lo que te va a tocar aunque lo pongas en blanco y negro.

Es por ello por lo que las grandes empresas son las que se pueden permitir la venta de productos ya terminados, con valores añadidos como la garantia en la calidad de los materiales y que el usuario final pueda realmente comprobar el acabado del producto.

Pero esa financiación que parece que ahora exige el mercado, esa desconfianza del consumidor que provoca que no va a comprar si no ve y "siente" un producto ya terminado… se paga.

Y como siempre, es el ciudadano de a pie quien lo sufre.

Un apartamento de 47m2 en Bravo Murillo, con una cocina americana, sin balcón y por mucho que puedas programar por ordenador la calefacción o las luces … en mi opinion, no puede o no deberia valer 500.000 €. " 

piso en bravo murillo madrid vallehermoso

Pero es eso, o una vivienda de 250.000 € con una promotora de menor embergadura que dentro de 3 o 4 años, cuando la vivienda se termine de construir, no sabes si va a seguir existiendo, o si va a estar tan solo sobreviviendo y te ha jodido el resto de tu vida."

 Mis amigos están buscando piso activamente, espero que navegando entre la abundante oferta terminen encontrando lo que buscan a un precio razonable. Con suerte el año que viene pasan por la feria sólo para hacer una visita a un amigo.

 

Un artículo relacionado que he leido en Invertia, por Ramón Aragonés:

Que no te tomen el pelo con las gangas inmobiliarias  o de cómo se utilizan ganchos para atraer al comprador con una oferta muy diferente a la promocionada.

Oferta inmobiliaria: pisos de obra nueva en Madrid

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria


6 Comments

  1. Eugenio Arrazola 21 abril 2008
  2. Concapro 21 abril 2008
  3. César Villasante 21 abril 2008
  4. Julio 21 abril 2008
  5. Madrid Vivienda 23 abril 2008
  6. Jorge Sánchez 23 abril 2008