La oportunidad de reinvindicar la profesión inmobiliaria

En un artículo publicado en la revista Afilia (otoño 2010) comento que el asesor inmobiliario debe sacar provecho de una situación económica complicada, sobre todo la del mercado inmobiliario, que vive momentos de incertidumbre.

La nueva legislación en materia de vivienda, al menos la estatal, tampoco ayuda en la toma de decisiones: aumento del IVA en la compra de vivienda nueva, supresión de la desgravación fiscal en la compra de vivienda para determinadas rentas,…

Quien necesita una casa donde vivir, no sabe si tiene que esperar, aprovechar ahora porque éste es el mejor momento, si podrá seguir desgravando por la compra de vivienda, …

La gran cantidad de información que disponemos con Internet, facilita conocer más la oferta inmobiliaria, pero tampoco permite hacer una selección efectiva.

Para todo ello los asesores inmobiliarios son quienes pueden ayudar en la difícil decisión de qué casa comprar, en qué condiciones, en qué momento, a quién comprar.

Y en sentido contrario: los propietarios que quieren y/o necesitan vender su vivienda, no saben cúal es el precio real de mercado, con el que es factible la transacción. Tampoco saben si es el momento adecuado, si viviendas similares se están vendiendo y en que plazos.

revista afilia inmobiliarias otoño 2010

Portada de la Revista Afillia Inmobiliarias. Ver toda la revista a pantalla completa.

Los profesionales inmobiliarios disponen de información contratada sobre el número de compraventas y el precio de cada una de ellas, en la zona en la que trabajan. Además, si pertenecen a una asociación inmobiliaria, basada en el sistema MLS (encargos en exclusiva compartida o múltIple), aglutinan un gran volumen de información que les permite comparar datos y tener una visión real de la situación del mercado.

Con los datos que comparten los asesores inmobiliarios, pueden determinar el precio de mercado de una vivienda en venta, el plazo medio en el que venderá, cúantas viviendas similares se han vendido en un plazo determinado, etc.

La información, unida a la experiencia, a la formación contínua y a que que se dedican plenamente a esa profesión, les hace ser referentes en la gestión y asesoramiento inmobiliario.

Otro aspecto a tener en cuenta es el uso de la tecnología y las nuevas herramientas de comunicación, conocidas como redes sociales.

Las agencias de las asociaciones inmobiliarias y aquellas que se rigen con la normativa del sistema MLS, utilizan un mismo sistema de gestión, en el que se registran los datos de inmuebles y de contactos, se cruza la oferta y la demanda, se extraen informes de actividad. Parte de esa información se vuelca de forma automática en sus webs, donde los usuarios pueden ver todas las propiedades con contrato en exclusiva vigente y pueden consultar con cualquier da las oficinas de la Asociación.

El uso de Facebook, Twitter y en especial del blog se está generalizando y los asesores inmobiliarios tienen en estas herramientas una gran oportunidad de acercarse más a sus clientes, mantenerles informados y resolverles las dudas, cada vez de forma más directa y rápida. Ya hay buenos ejemplos de inmobiliarios aprovechando el social media.

Es el momento de que los profesionales inmobiliarios aprovechen las circunstancias para mejorar su imagen pública, con un asesoramiento basado en la información más real y completa, en la fuerza de un grupo de agentes que trabajan con una misma normativa, en el uso de la tecnología y la comunicación en cualquiera de sus variantes.

Ellos son los que pueden aclarar las dudas de propietarios y compradores de viviendas, y gestionar correctamente las operaciones de compraventa o alquiler.

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria

Send this to a friend