Frases ridículas de los propietarios de viviendas

Vender tu propia vivienda no es sencillo. De hecho, es una de las experiencias vitales que provocan mayor pánico, indecisión y ansiedad.

Se producen emociones volátiles que te hacen decir cosas equivocadas y que perjudican la estrategia de venta.

Tara-Nicholle Nelson, broker de San Francisco, recoge las 5 frases más ridículas de los propietarios a las que se ha enfrentado en los últimos años, aportando algunos consejos para evitar que afecten al proceso de venta de la vivienda:

1. "¡Pero si me costó xxx euros/pesetas!"

El precio de compra anterior y la inversión en mejorar la vivienda y adaptarla al estilo propio, es calculada por los propietarios, sumando un importe del que no quieren bajar. Es lógico personalizar tu vivienda mientras vivas en ella, pero si la quieres vender, los compradores seguramente no valoren todas tus personalizaciones como lo haces tú.

El retorno de la inversión realizada en mejoras y personalziaciones es tu propio disfrute de ellas, no hay porqué repercutirlas al futuro comprador.

2. "Sólo necesitamos encontrar al comprador que entienda mis gustos"

Salvo excepciones de casas extraordinarias que les encanta a un nicho de mercado concreto, en la mayoría de las ocasiones los compradores prefieren encontrarse con una decoración sencilla y despersonalizada, sin recuerdos de los anteriores inquilinos.

Que la decoración te guste no implica que la dejes intacta para preparar las visitas cuando quieras vender la vivienda.

Un proceso de limpieza y home staging puede ser necesario, cuya inversión va encaminada a facilitar la venta, no a elevar el precio.

Si quieres vender y mudarte a otra vivienda, llévate contigo las emociones y tu decoración.

3. "Ponemos un precio elevado para tener margen para rebajarlo"

Se trata de una táctica peligrosa, en especial en mercados en recesión, con numerosa oferta y precios en bajada.

Colocar una vivienda en un precio por encima de mercado (el precio medio ofertado de otras viviendas similares en la misma zona) puede provocar que se covierta en invisible para los compradores.

Es más, mejorará la posición de otras viviendas con precios realistas, que aun así tendrán que flexibilizar el precio de venta.

4. "Esa oferta es insultante, no me digno ni a responderla"

Tu vivienda ha sido tu hogar, el lugar donde has pasado mucho tiempo, has cumplido sueños, has invertido mucho dinero, has diseñado a tu gusto.

Pero una vez que la pones en el mercado, debes desprenderte de esas emociones.

Si recibes una oferta de miles de euros, puede que sea decepcionante, pero hay que tenerla en cuenta, sbre todo si tu asesor ha cualificado al cliente comprador.

Puede que tengas más ofertas, que te hagan rechazar la anterior, pero es posible que sea la única oferta que tengas sobre la mesa en mucho tiempo.

5. "Necesito al menos xxx euros para comprar mi nueva casa y que me dé también para otras cosas"

Para establecer el precio real de una viivenda, hay que desprenderse de aspectos irracionales y centrarse en datos; el comprador ya agregará inconscientemente factores emocionales en su proceso de compra de vivienda.

Los asesores inmobiliarios tienen establecidos procedimientos para calcular el precio de oferta apropiado, basándose en la ubicaicón, estado, características, comparativa con otras viviendas similares en venta y vendidas en la zona, plazos de venta…

Nunca le dirán al propietario que calcule el precio basándose en la cantidad de dinero que necesita.

———————

Laura D. Rodriguez, broker en REMAX Casa Viva, ya indicó en su blog "10 frases típicas de los propietarios":

–          No voy a regalar el piso

–          No tengo prisa por vender.

–          Por ese precio cierro la casa y que se quede ahí.

–          Por ese precio le regalo el piso a mi hijo.

–          Por ese precio prefiero quemar la casa.

…ver el resto en "La casa por la ventana"

———————

¿Otras frases que hayáis expresado u oido a la hora de vender una vivienda? Coméntalo!

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria

One Response

  1. César Villasante 30 agosto 2013