El estandar de datos inmobiliarios en Estados Unidos

En el año 2000, la NAR emitió una nueva normativa para agentes inmobiliarios, con el fin de consentir la publicación de anuncios inmobiliarios de todos ellos en Internet.

La asociación inmobiliaria de Houston adoptó una normativa para intercambio de datos en cualquier sistema, conocida como “broker reciprocity” y posteriormente como “Internet Data Display (IDD)”.

Finalmente se estableció como “Internet Data Exchange (IDX)”, regulado por un protocolo de intercambio de datos denominado RETS (Real Estate Trasaction Spedification).

El principal objetivo del IDX fue el de permitir a los agentes generar nuevas oportunidades, como resultado de publicar todos los anuncios de inmuebles de la MLS directamente en su propia web, ya que antes era necesario que el contacto tuviera que pasar primero por Realtor.com para ver más anuncios y por lo tanto posibilitar el contacto con otro agente.

El hecho de tener todas las propiedades publicadas en la misma web, eleva las probabilidades de que el usuario contacte con el propietario de ese site para consultar más información sobre inmuebles publicados y servicios para el asesoramiento en la compra o venta.

La ventaja para el usuario es que ahora tiempo en la búsqueda  de propiedades y puede ser asesorado por un experto de la zona en la que desea encontrar su vivienda.

En la actualidad, una web inmobiliaria con el sistema IDX es una fuente de nuevos contactos cualificados (leads). Una vez que se tiene la oferta inmobiliaria, de lo que se tiene que preocupar el propietario de la web es de atraer usuarios, bien con acciones de posicionamiento orgánico bien con campañas de pago.

La captura de datos del visitante es esencial para alimentar al sistema de gestión de clientes y por ello se comunica al usuario que dispone de una gran oferta disponible y se le ofrecen ganchos, como información del mercado inmobilairio, informes y guías, que se le facilitan de forma gratuita tras registrar sus datos de contacto en la web.

El público que consulta portales inmobiliarios, no es consciente de que la información publicada no es siempre exacta; el sistema IDX implantado en las webs inmobiliarias, asegura la fiabilidad de la información publicada, en especial la relacionada con el precio, al haber sido valorado por un experto, con un alto nivel de detalle y calidad de los datos e imágenes.

Actualmente la NAR está preparando una nueva serie de reglas par regular la publicación de inmuebles en internet, que puede reemplazar al actual IDX,

La Organizaicón pra los estándares en el mercado inmobiliario (RESO), desarrolla e implementa versiones del estandar transacccional (RETS), al que se acogen las MLSs para transmitir información en un formato estandarizado a terceras partes, como brokers, agentes, portales y otras MLSs.

En España, la estandarización es una cuestión que debe apoyar el colectivo inmobiliario. Una de las propuestas para compartir información de inmuebles en tiempo real es la Base de datos única inmobialiria (BDUI), que permite enviar y recibir datos desde un único almacén de información actualizada.

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria


3 Comments

  1. Fernando Godoy 5 junio 2012
  2. Diana 5 junio 2012