Curso de ética periodística

La nueva realidad inmobiliaria en España, con una mayor demanda, tanto interna como de inversión extranjera y, el alza de precios de la vivienda, ha atraído al mercado a nuevos emprendedores, pero también ha reactivado el interés informativo de los medios de comunicación, acelerando la publicación de noticias sobre la tendencia del mercado y de los profesionales que operan en él.

Como homenaje al espacio “Curso de ética periodística“, dentro del programa “Caiga quien caiga“, en el que Juanjo de la Iglesia mostraba subjetivos titulares de noticias publicadas en periódicos, he recogido algunas noticias sobre el sector inmobiliario, los precios de las viviendas, de los alquileres, asi como de agentes inmobiliarios.

Noticias que alertan sobre burbujas y agentes sin ética, lo cual es de agradecer para recordarnos los peligros del “todo vale”, pero que mete en el saco a muchos buenos profesionales inmobiliarios, que  optan por la autorregulación y por un código ético, basado en la defensa y el beneficio de sus clientes.

Son los propios profesionales inmobiliarios los que alertan de la entrada de oportunistas sin formación ni experiencia, tratando de que la opinión pública no confunda a quienes tienen una trayectoria honsta en el negocio de los demás.

El hombre de negro, en el espacio “Curso de ética periodística”

El repunte de las inmobiliarias y las prácticas fraudulentas

Con el genérico título de “El negocio inmobiliario“, este artículo de opinión del El Periódico, indica que “los inscritos en el Registre d’Agents Immobiliaris, a lomos de la reactivación del mercado, llevan a cabo prácticas agresivas y fraudulentas, en un entorno de demanda creciente y oferta escasa, a costa de una explotación laboral que convierte a los trabajadores, autónomos en su gran mayoría, en una especie de detectives atentos a la menor variación del parque de viviendas.”

Sólo en Barcelona, se han registrado más de 1000 nuevos operadores en los 2 últimos años. Ese oportunismo de algunos, provoca reacciones como “conviene estar precavidos ante las malas artes de quienes, en río revuelto, aspiran a una ganancia fácil sin deontología profesional.

Como adenda, el mismo periódico regala este otro titular, dedicado al profesional inmobiliario:

Tretas, trucos y artimañas, en el que se compara la actividad inmobiliaria con la mafia del Chicago de los años 20.

 

¡Que viene el lobo inmobiliario! La burbuja inmobiliaria ya está aquí

Hay una burbuja del alquiler Inmobiliario y La burbuja ya está aquí, son dos muestras de cómo el término “burbuja” atrae a los periodísticas y por ende, a los lectores.

Todavía con la memoria fresca de la situación que empezó hace una década, cualquier atisbo de reactivación del sector, parece crear una nueva burbuja.

De tal forma que se afirma que ya “hemos caído en los viejos vicios que propiciaron aquel tsunami inmobiliario levantado sobre el tocho y la especulación“.

 

negocio inmobiliario numero de empresas

Datos del INE, que recoge en el el epígrafe 68, el número de empresas de actividades inmobiliarias (160.000 empresas a cierre de 2016)

Directos al grano

Si lo que se pretende es desprestigiar al colectivo inmobiliario, culparle en exclusiva de la burbuja y crisis inmobiliaria, se podrían utilizar titulares más directos, como:

Curiosamente, esos titulares corresponden a artículos elaborados por los propios inmobiliarios, con el fin de que los lectores aprecien la diferencia entre inmobiliarios éticos y los “piratas inmobiliarios”.

Ante todo, buen sentido del humor

Puestos a alertar a la ciudadanía, mejor hacerlo con humor, como el fantástico recopilatorio de frases de anuncios inmobiliarios: Diccionario Indispensable Español-Inmobiliario

Y para terminar, unas joyas del ElMundoToday sobre vivienda y agentes inmobiliarios:

“Llevo más de veinte años como agente inmobiliario. No he vendido ni una sola casa”

“Cómo vender tu casa con tus hijos dentro”

“Un agente inmobiliario se vuelve contra la casa a media visita”

“Doce preguntas indispensables que debes hacer a un agente inmobiliario, por ejemplo, ¿los vecinos tienen la wifi abierta?”

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria