Gestión de ofertas – Propietarios de vivienda

gestion-ofertas

Tras la jornada de puertas abiertas, los propietarios reciben al agente inmobiliario, que les avisa de las ofertas que está recibiendo para la compra de la vivienda.

Si un potencial comprador escribe una oferta por la vivienda, las puertas abiertas se consideran un éxito.

En la película «Ático sin ascensor», antes de la hora que se ha establecido para recibir las ofertas, la agente inmobiliaria recibe algunas propuestas por teléfono y las va transmitiendo a sus clientes propietarios:

Los propietarios reciben diferentes estímulos de los potenciales compradores y, abrumados por la celeridad de las ofertas y las diferentes condiciones que plantean, apenas aciertan a proponer contraofertas, ya que se convierte la negociación en una sucesión de pujas.

Esa sensación de ansiedad, motivada por la «guerra de precios», similar al sistema de subasta, que se transmite en la película, se salta algunas normas sobre cómo debe prepararse una oferta de compra en Estados Unidos:

Más allá del argumento de la película, que muestra un proceso simplificado y acelerado, la oferta de compra debe seguir un procedimiento y unas leyes, así como un código ético por parte de los profesionales; suele intervenir el agente del comprador que cualifica la situación de su representado y presenta la oferta, en un documento firmado por el comprador, que suele incluir:

  • el precio ofertado,
  • el importe del depósito
  • a forma de pago,
  • si es necesaria financiación, se debe incluir  la aprobación del préstamo por parte de la entidad financiera,
  • la fecha en la que la oferta expira,
  • indicativos sobre las tasas e impuestos de la operación,
  • términos y condiciones de la compra.

En algunos estados, se deben añadir  certificados sobre las reformas y mantenimientos realizados, incluso cuestiones tan concretas como el estado de la pintura.

Una vez firmada, se presenta al agente inmobiliario de los propietarios.

Si el propietario está de acuerdo con las condiciones, pero no con el precio, se puede responder con una contraoferta.

Si se acepta, la oferta se convierte en un acuerdo de compra, junto con un recibo del depósito.

Una vez notificada de vuelta la conformidad del propietario a todos los términos de la oferta, se convierte en contrato.

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria

Send this to a friend