De espaldas a la tecnología y las redes sociales

Hace 11 años, cuando empecé a trabajar en una empresa de internet, el uso de teléfonos móviles empezaba a generalizarse, pese a la reticencia de muchos que no querían perder su liberta e intimidad.

El correo electrónico también comenzaba a ser utilizado como herramienta de trabajo, pero todavía de forma minoritaria. Era habitual solicitarlo y tener como respuesta "no tenemos correo electrónico (ni ganas)" o un "creo que es www.miempresa.com".

La tecnología ya estaba totalmente implantada y preparada para su uso, pero no así las personas. 

La irrupción de nuevas tecnologías supone para algunos profesionales un cambio de mentalidad que no suelen aceptar de buen grado. 

evolución de la tecnología

Volviendo al email, muchos lo veían como algo impersonal; preferían seguir utilizando el teléfono y hasta se negaban a mandar ninguna información por ese medio, posiblemente porque pensaban que era inseguro, o porque no estaban acostumbrados a escribir con un teclado.

En poco tiempo las ventajas del correo electrónico derribaron las barreras mentales de muchas empresas y empresarios.

En el año 2001, en Urbaniza.com solicitamos un estudio de mercado independiente, que arrojaba cifras relevadoras sobre Internet en la empresa inmobiliaria:

– Un 35% de las empresas no poseía email

– Un 48% no utilizaba un programa de gestión inmobiliaria

– Un 49% no tenían conexión a Internet en la oficina

– Un 61,3% no disponían de página web

– Un 71% no estaba dispuesto a utilizar un portal inmobiliario

Fuente: Gizaker

Ese estudio se realizó para evaluar la viabilidad de la unidad de negocio publicitario en el portal inmobiliario. Era un gran riesgo seguir adelante con un proyecto de consultoría web para el sector, pero a la vez  constituía una gran oportunidad.

Cuando se hablaba con las empresas de anunciarse en un portal inmobiliario, la respuesta habitual de quien conocía de qué se le estaba hablando, era: "ya, pero no nos hace falta porque nosotros ya tenemos nuestra web, que está muy bien"

Hay que entender que a principios de la década, la situación era bien distinta a la actual y las ventas fluían con más alegría, lo que  resultaba en un desprecio en el uso de medios publicitarios; "para qué, si lo vendo todo con poner un cartel en el escaparate!"

Es comprensible la dificultad del negocio publicitario en internet por aquellas fechas, justo después del estallido de la burbuja tecnológica.

Más adelante surgieron los smartphones, con una mejor aceptación, seguramente porque eran una evolución tecnológica de un aparato ya integrado en las vidas de los ciudadanos.

A finales de década, aparecieron las redes sociales, coincidiendo con la crisis económica, financiera e inmobiliaria. Podría haber sido una gran oportunidad para muchos profesionales utilizarlas desde el principio y demostrar a sus clientes y a la opinión pública la idoneidad de sus servicios.

Pero hoy es el día que sigo oyendo eso de que "son para los chavalitos", "me niego a usar esas cosas", "poniendo mensajitos no voy a vender pisos".

Y yo me sorprendo de la negativa disposición a usar las redes sociales, cuando son un altavoz para nuestros servicios.

Aunque muchos de sus contactos lo usen y sea una gran oportunidad para la prospección y fidelización, siguen negandose.

 

mapa de las redes sociales

El mapa de las redes sociales, via www.facebooknoticias.com

Estar presente de forma activa en el social media supone una mayor difusión de nuestra comunicación, de nuestra capacidad para relacionarnos, para conversar, para responder a los clientes, para que sea más fácil contactarnos, preguntarnos y contratarnos.

Es un estilo de trabajo y vida, más que un estado emocional. Crea en el cliente la percepción de que el profesional está al tanto de las nuevas tendencias, se preocupa en mejorar en su trabajo, en dar mejor servicio. Dota de buena imagen.

Los datos, opiniones e ideas compartidas en las diferentes herramientas se perciben como información del alta calidad, cualificada, procedente de un experto en la materia.

Las ventajas son reales y son tantas como el grado de uso adecuado de las redes sociales.

Supongo que como en otras ocasiones, los que hoy se niegan a usar la tecnología de forma pionera y diferencial, en el futuro se verán obligados a hacerlo.

Relacionado:

– Evolución de un portal inmobiliario 2000-2009

Comentarios Facebook

Artículos similares sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria

2 Comments

  1. Ivan Calvo. 16 Agosto 2010
    • cesar villasante 16 Agosto 2010