Conclusiones sobre los temas candentes del sector inmobiliario español

PwC ha publicado un estudio sobre el mercado inmobiliario español, que cuenta con la participación de expertos de compañías inmobiliarias, entidades financieras, administraciones públicas, fondos extranjeros, consultoras inmobiliarias

Las principales conclusiones del estudio  "Temas candentes del sector inmobiliario":

– Es necesario realizar un estudio completo del stock inmobiliario que diferencie entre uso, ubicación, cantidad y liquidez, ofreciendo al mercado una “foto clara” de la oferta inmobiliaria existente en el mercado inmobiliario español. El stock estimado de viviendas en España ronda las 700.000 unidades.

 

Stock de viviendas en España

Stock de viviendas en España. Fuente: Ine, Fomento, Estimaciones PwC

– Existe un mayor conocimiento sobre la demanda estructural, que la mayoría de expertos sitúan entre las 150.000 y las 200.000 viviendas, cifra muy inferior a las que se promocionaban anualmente durante los años del boom inmobiliario.

– La labor de las Administraciones públicas es esencial para que el plazo que media entre una decisión de inversión en cualquier suelo y la fecha en que el producto está disponible para la venta se minimice para permitir inversión en suelo.

– La accesibilidad al crédito para adquirir nuevos suelos será una  excepción, exigiéndose recursos propios del promotor.

– Las recientes reformas financieras imponen al sector financiero severas provisiones en relación con su activo inmobiliario, la obligación de vender anualmente un porcentaje de su activo inmobiliario y de desconsolidar sus sociedades de gestión de activos en un plazo máximo de 3 años a aquellas entidades que reciban ayudas públicas, junto con la próxima creación de la “Sociedad de gestión de activos procedentes de la Reestructuración Bancaria”, implicarán salidas masivas de activos inmobiliarios al mercado y, previsiblemente, un significativo ajuste de los precios

– La estrategia inmobiliaria de las entidades financieras se ha basado en la creación de compañías inmobiliarias en el seno de las entidades, focalizadas en la mera organización de la inmensa cantidad de activos adjudicados y en la posterior venta de los activos más líquidos a través de estructuras de comercialización más o menos agresivas, dependiendo de la entidad.

– Se tenderá a la diversificación entre el negocio promotor puro y el patrimonialista, que será un sector quizá menos atomizado, pero todavía muy especialista y local, y que la focalización en satisfacer a una demanda mucho más exigente.

– La exposición crediticia al sector inmobiliario ha crecido en más de un 750% en los últimos 10 años. 

– La incidencia que esta crisis tiene en las entidades financieras marcará una nueva relación con los promotores donde la financiación de suelo será una excepción dentro del sector.

 

Tipología de activos adjudicados (millones de euros). Fuente: Estimación PwC

– La falta de nueva financiación en el sector podría compensarse con nuevas estructuras empresariales capaces de generar recursos permanentes.

– Durante los próximos años, y a raíz de la nueva reforma financiera, se producirán ventas masivas de activos inmobiliarios por parte de las entidades financieras.

Las entidades financieras tendrán un papel que se puede limitar a desinvertir y liquidar su exposición inmobiliaria u optar por la creación de alguna de las grandes compañías inmobiliarias del futuro, como ya ocurrió en los años noventa.

– El número de concurso de acreedores de promotoras inmobiliarias, lejos de reducirse, se verá incrementado. 

– Las promotoras que superen la crisis deberán adaptarse a un mercado exigente, posiblemente menos atomizado pero con enfoque local.

Evolución de concursos de acreedores en el sector inmobiliario 2004-2011. Fuente: Baremo concursal PwC

– Las Administraciones Públicas, a través de la optimización de su parque inmobiliario, podrían ayudar a reducir el déficit público a la vez que a dinamizar el sector.

– La optimización del parque inmobiliario estatal pasa necesariamente por un esfuerzo coordinado por parte de las Administraciones, que defina una estrategia clara por activo o grupo de activos.

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria


One Response

  1. Alberto 17 octubre 2012