Oportunidad para el profesional inmobiliario

Leo en Inmosfera un titular contundente: Consejo para agentes inmobiliarios: ¡cierren ya!

El origen de tal sentencia es un artículo de Seth Godin, “Advice for real estate agents (quit now!)”, en el que tras apelar a ciertos agentes inmobiliarios a dejar el negocio (Quit being an agent), anima al resto a hacer bien las cosas.

Ya no hay tanta competencia en el mercado: aquellas inmobiliarias que entraron en el negocio seducidos por la alta tasa de ventas del sector, los bajos tipos de interés, el dinero fácil y la especulación, ya no están, han salido, han cerrado (Habrá menos empresas inmobiliarias en los próximos años).

Las previsiones del mercado apuntan a que entre abril de 2007 y abril de 2008 se habrán cerrado el 50% de las agencias inmobiliarias. “Una vez pasado este período, las oficinas que permanezcan tendrán una cuota de mercado mayor. Por eso, hay que buscar las fórmulas que permitan mantenerse en el mercado hasta que el ciclo cambie.

La diversificación en la oferta de servicios, la reducción de gastos, las transacciones con otros países y la incorporación de ingresos complementarios pueden ser algunas de las soluciones”.

 

Hay una gran oportunidad para el profesional inmobiliario, construyendo una estrategia que genere beneficios a largo plazo, y basada en dos aspectos básicos:

1– Ser el experto, el agente inmobiliario especializado en tu zona, en el tipo de inmueble que gestionas con mayor frecuencia.

Intentar ser el mejor, llegar a la excelencia, ser el Profesional reconocido en tu ámbito.

2– Aprovechar la pausa del mercado (mejor pausa que crisis, no?) para buscar a las personas a las que los servicios del profesional inmobiliario pueden beneficiar, y ganarse el derecho de hablar con ellos.

La oportunidad pasa por reinventar la manera de interactuar con los posibles clientes, y ¿qué mejor manera que escribir un blog, dar información de verdad, y hacer que los usuarios se suscriban?

agente inmobiliario vende casa

En el artículo ” Enseñar o vender una vivienda” se lanzan unas recomendaciones muy prácticas.

 

Creo que es necesario algo más que esto; si se me permite un consejo:

Se transparante, claro, da confianza, demuestra tu profesionalidad.

El agente inmobiliario es el experto en transacciones inmobiliarias, el que conoce la casuística, el que ha ayudado a decenas o centenares de compradores y vendedores a conseguir cerrar la operación.

¿Porqué ocultar las tareas a realizar?

Hoy cualquiera puede obtener los pasos a dar para realizar una compra-venta inmobiliarias. Existen innumerables guías para comprador y vendedor de vivienda.

Una persona con tiempo, conocimientos y paciencia puede realizar los trámites necesarios para vender o comprar un inmueble, pero, ¿merece la pena?

¿y si nos olvidamos de algo?

¿y si nos equivocamos?

¿y si surjen problemas?

¿y si nos reclaman responsabilidades?

¿no es mejor delegar en un experto para que se encargue de todo?

El agente inmobiliario se encarga de todos esos trámites, de resolver dudas, conflictos, reclamaciones, se “pelea” con bancos, notarios, tasadores, registradores, …

Si somos un agente inmobiliario, demostremos confianza y seguridad:

Como en muchos otras actividades, entreguemos al posible cliente un plan de acciones que vamos a realizar, algo similar a un presupuesto, que le convezca de que sabemos lo que hacemos y que vamos a conseguir la compra o la venta de un inmueble en las mejores condiciones para él.

Comentarios Facebook

Artículos sobre Marketing y Tecnología Inmobiliaria


3 Comments

  1. Pingback: habitame.es 27 febrero 2008
  2. Pingback: www.mirlobolsa.com 27 febrero 2008
  3. Alvaro Domínguez 3 marzo 2008
  4. Pedro Morales H. 13 marzo 2008
  5. César Villasante 13 marzo 2008