Pequeños detalles, grandes diferencias

Artículo patrocinado

La crisis financiera ha afectado de manera considerable al mercado inmobiliario en España.

No solo por la limitación en el crédito, que ha hecho más difícil optar por la compra de un inmueble, sino también por la necesidad de muchos propietarios de vender segundos inmuebles al no poder afrontar la subida en las hipotecas.

Este aspecto es muy importante si nos referimos a propietarios de países extranjeros, con destaca mención de los británicos sobre todo en la franja mediterránea.

La caída del valor de la libra esterlina ha tenido así mismo un impacto mayor. No sólo en la venta de inmuebles, sino también en el gasto que tienen los turistas durante su estancia. Solo cabe citar como ejemplo la caída de más de un 5% de la ocupación del Alojamiento en Barcelona en julio del 2009 con respecto al mismo mes del mes anterior.

El mercado se encuentra saturado de inmuebles a la venta y, por uno u otro motivo presenta una escasez preocupante de compradores. En la economía internacional se están dando primeras señales que invitan al optimismo, pero las previsiones aún apuntan al 2010 como fecha más probable para un repunte económico. Solo hace falta fijarse en zonas turísticas como la zona de Hoteles Benidorm, para ver que el público, sobre todo turístico, aún se mueve en un ambiente de cierta cautela.

Dadas las circunstancias tan desfavorables en el mercado fijarse en detalles menores para aumentar las posibilidades de cerrar una venta se antoja como una necesidad primordial. Hay muchos aspectos que se sitúan fuera de nuestra esfera de influencia, por lo que debemos centrarnos en aquellos elementos que podemos controlar.

Aspectos tales como elegir el momento de mejor iluminación de la casa para la visita, ofrecer una decoración organizada, adaptar la información a las necesidades del comprador e incluso el color ( ejemplos de la importancia de los colores) de las paredes tienen una mayor influencia de la que parece a simple vista.

La mayoría de las personas se dejan llevar por el potencial que ven en las casas para tomar una decisión. Por ello es importante no tener objetos demasiado personales a la vista para que el visitante no se sienta intimidado, al verse en cierta forma como intruso en un espacio ajeno. Así mismo el aspecto limpio y un olor agradable harán que el visitante se sienta mas relajado y sienta una predisposición mayor a imaginarse en la situación.

Esto son aspectos básicos de venta e incluso pueden parecer evidentes y redundantes, pero muchas veces no tomar en cuenta o dejar estos aspectos en un segundo plano, olvidando que una decisión como la de comprar una casa depende muchas veces de la primera impresión, puede ser el detalle que incline al cliente a comprar o no la propiedad ofrecida.

Comentarios Facebook

One Response

  1. carlo 5 octubre 2009

Send this to a friend