Calificación energética: Cómo debe ser la publicidad

La Calificación energética debe mostrarse en casi toda la publicidad de inmueble en venta o alquiler de más de 4 meses, desde el 1 de junio de 2013*.

Aunque los propietarios de pisos y locales son los responsables de contratar y conservar el certificado de eficiencia energética (10 años de vigencia), las agencias inmobiliarias están obligadas a indicar la Calificación energética, tanto en los portales inmobiliarios como en los escaparates, al menos la letra correspondiente al nivel (de la A a la G) y la cantidad de emisiones de dióxido de carbono.

Para evitar sanciones y multas tras las inspecciones, se recomienda añadir la siguiente información cada soporte:

FICHA ESCAPARATE Y FICHA WEB / PORTAL INMOBILIARIO

Se puede mostrar solo las escalas y los valores de emisiones de dióxido de carbono y consumo de energía.

Se establecen unos tamaños mínimos en función del formato impreso; por ejemplo, 7,43cm de alto para hojas DIN A4. Además la normativa marca unos colores concretos para la escala y los valores.

calificacion-energetica-dinas

Tamaños mínimos para la escala de la calificaión energética

 

ANUNCIOS POR PALABRAS EN PRENSA Y CARTELES EN EL PROPIO INMUEBLE

Es suficiente identificar la calificación energética, con el nivel de la escala del certificado.

En los carteles donde sólo aparece como contacto un teléfono, no es necesario añadir la calificación energética. 

* Según Real Decreto 253/2013 del 5 de abril, el certificado es exigible en los contratos de compraventa o arrendamiento (duración superior a los 4meses). Es obligatorio que los particulares, inmobiliarias, promotores y bancos publiciten la calificación de cada edificio. Las viviendas ejecutadas a partir de 2007, cuentan con el certificado energético, obligatorio para los promotores.

escala-calificacion-ficha-escaparate

Ejemplo de ficha escaparate con los datos de consumos de energía y emisiones de dióxido de carbono

En Navarra, para los anuncios en prensa escrita, tienen estas directrices:
"Si el tamaño del anuncio supera los 12 módulos, se debe incluír la parte central de la etiqueta, y en aquellos anuncios que no alcancen ese tamaño deberá aparecer una indicación, con el mismo tamaño que el texto general del anuncio y en negrita, de las palabras “Calificación energética”, seguidas de la letra correspondiente a la calificación energética relativa al consumo de energía."

En muchas ocasiones las inmobiliarias se encuentran con la negativa del propietario a solicitar el certificado para la vivienda que quiere vender o alquilar; es recomendable recordarle la obligatoriedad de dicha certificación para la puesta en venta o alquiler de¡l inmueble, además de una serie de ventajas:

1. Información. La calificación energética proporciona más datos sobre el inmueble, que permitirán tomar medidas para mejorar el comportamiento energético del edificio o vivienda.

2. Competitividad. Junto con la certifiación, se entrega un pliego de recomendaciones para la mejora energética. La mejor clasificación otorga a la vivienda un factor de competitividad extra:una vivienda más eficiente será más competitiva en el mercado.

3. Aumento del valor patrimonial. Las viviendas en las que se lleven a cabo medidas de mejora de la eficiencia energética obtendrán una calificación energética mejor. La etiqueta energética lo pondrá de manifiesto al mostrar la calificación energética en los anuncios publicitarios. 

Comentarios Facebook

Send this to a friend