La incertidumbre vuelve al sector inmobiliario en España; tras varios años de recuperación, un escenario diferente se presenta para el 2020.

Repasemos varias cuestiones que tendrán que tener en cuenta inmobiliarias de Zaragoza , Madrid, Barcelona y otras poblaciones españolas.

La economía

La desaceleración de las potencias mundiales, así como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, ha aumentado el miedo al cambio de ciclo.

En Alemania, el Producto Interior Bruto cayó en el segundo trimestre de 2019. En España, en el tercer trimestre de 2019, el aumento del PIB fue solo del 2%.

En todo caso, se prevé que el ciclo económico de crecimiento se alargue unos años y que la eventual crisis, sea de una menor intensidad que la anterior.

La confianza del consumidor

Ha disminuido en 2019 hasta niveles de 2014. El consumidor es menos proclive a gastar en aquellos productos y servicios que no considere indispensables para su día a día y a priorizar el ahorro.

Este indicador es subjetivo, ya que habitualmente, los consumidores tienen una percepción peor de la economía, de lo que indica la realidad.

Tipos de interés

La recuperación económica en los últimos años no ha sido tan intensa como para que el Banco Central Europeo (BCE) eleve los tipos de interés, que siguen bajo mínimos desde mediados de 2016. La Unión Europea no ha sido capaz de alcanzar el objetivo de inflación del 2%, por lo que los tipos no se suben.

El aspecto positivo es que las empresas pueden conseguir financiación barata a largo plazo.

El Brexit

La salida de Reino Unido de la Unión Europea se efectuará el 31 de enero. El nuevo gobierno británico deberá lidiar con la exigencia escocesa de realizar un nuevo referéndum de independencia.

El nuevo Gobierno español

Los autónomos y empresarios, como la CEOE, ha mostrado su preocupación por las medidas económicas del Gobierno, que afectarán de forma muy negativa en la creación de empleo y en el futuro de las empresas.

En el sector inmobiliario, las medidas en marcha tienen que ver con una nueva metodología para poder poner techo a las subidas del precio del alquiler y la obligatoriedad de que la vivienda pública se dirija únicamente a personas vulnerables y que no pueda ser vendida o explotada por fondos de inversión.

El envejecimiento poblacional

En España, el envejecimiento demográfico es muy acusado, con una esperanza de vida al alza, lo que provocará un aumento de los jubilados y de la tasa de dependencia.

Este aumento de la edad media ha provocado que el sector inmobiliario tenga un nuevo modelo de comprador: personas de mediada edad que quieren mejorar su vivienda.

Los precios de la vivienda

Tras el gran crecimiento en el precio de la vivienda, el mercado residencial encara 2020 con la vista puesta en la estabilización, vista como una normalización de la evolución de los importes, con un crecimiento muy similar al de la inflación durante los próximos años. La escasez de obra nueva permitirá que los precios continúen en la senda positiva.

El precio de los alquileres también se estabilizará, pero continuarán subiendo en las grandes ciudades, por la falta de oferta disponible.

La construcción de nuevas viviendas

2019 se cierra con un total de 94.000 viviendas entregadas. La construcción de nuevos inmuebles se estabilizará en los próximos años, permitiendo la reducción del stock de viviendas.

Comentarios Facebook
calculadora presupuesto marketing