El 96% de las búsquedas de información sobre viviendas, empiezan en medios online. No basta con tener presencia en portales inmobiliarios, tener tu propia web optimizada, es necesaria para conseguir contactos con los que captar producto y conseguir compraventas. Las empresas de desarrollo web para PYMES  ofrecen servicios para conseguir el objetivo de adaptación tecnológica, como:

– Diseño web responsive.
– Optimización de user experience y user interface.
– Landing pages.
– Posicionamiento SEO.
– Pasarelas de pago.
– Migración.
– Desarrollos a medida en Prestashop, Magento o WordPress.
– Consultoría.

Otro de los servicios más relevantes, es el del desarrollo de aplicaciones móviles, para que cada empresa tenga su app para ofrecer a sus clientes y poder ofrecer un contacto directo, tanto con compradores como con vendedores.

Ante la gran cantidad de aplicaciones en el mercado, al usuario hay que ayudarle a encontrar la app de la empresa, para lo cual existe el servicio de aso keyword research (app store optimization), que es un proceso de optimización de las aplicaciones móviles, para posicionar una app y que sea visible en los primeros resultados de búsqueda en una tienda de apps o app store.

Revisemos unas recomendaciones para la mejora de webs inmobiliarias:

  1. Muéstralo, no lo cuentes: en todo negocio, ver los productos es esencial; en los que se ofrecen servicios, también es importante que los usuarios vean imágenes que representen la actividad. En el caso de los compradores, les interesa sobre todo las fotografías y videos de las propiedades disponibles, en las que se muestre con detalle el interior, el exterior y el entorno (servicios, negocios, restaurantes,…). Y los propietarios también quieren ver propiedades que ya se han conseguido vender, testimonios de otros vendedores, explicaciones de los asesores sobre su actividad,…
  2. Proporciona ayuda de verdad para comprar o vender: una de las mejores fórmulas es con una guía específica para comprar o vender en la zona. También funcionan muy bien las preguntas y respuestas, para que cualquier duda de los potenciales clientes, esté documentada y pueda ser consultada en cualquier momento. Es recomendable añadir un formulario para dar cabida a nuevas preguntas de los usuarios, lo que permite dar respuesta e incorporarla a la lista.
  3. Recuerda lo que es importante para el usuario. Es genial conseguir contactos de personas que se suscriben para recibir más información, la newsletter o alertas de nuevas propiedades. Pero lo que quiere un usuario es solucionar un problema, por lo que evita un exceso de autopromoción y de mensajes emergentes, que dificulten la navegación hacia la solución que está esperando encontrar.
  4. Incorpora un blog. Es una herramienta perfecta para complementar a la web, para proporcionar información dinámica y menos comercial que la de la web corporativa. En el blog se pueden añadir temáticas diversas, relacionadas con los servicios, el personal, las experiencias de los clientes, consejos, e incluso anécdotas.
  5. Piensa en móvil, o como se suele decir, diseña tu plataforma «mobile first». Más de la mitad de los usuarios online utilicen el móvil para buscar vivienda; anido a que Google tiene una cruzada en favor de la simplicidad de las páginas web para móviles, no queda otra que optimizar la web para que se vea correctamente en pantallas pequeñas, se cargue rápido y permita al usuario llegar a su objetivo.
  6. Siempre en contacto. Ten visibles los medios de contacto de tu empresa, tanto los de atención directa con personal, como los de mensajería y canales de contacto diferido. Formularios, teléfono, Whatsapp, Messenger, chatbots, son canales de contacto que los usuarios están muy acostumbrados a utilizar.
  7. Testimonios y opiniones. Además del contenido propio, es importante difundir la experiencia de otros clientes, recabadas a través de encuestas, formularios o mensajes en las redes sociales.

 

Comentarios Facebook